ok-que-es-la-mediacion

¿Qué es la MEDIACIÓN?
La mediación es un método de resolución voluntaria de controversias en el que un mediador neutral e imparcial acerca las posturas de las partes en conflicto para que consigan acuerdos satisfactorios para ambas, alternativo y no excluyente del judicial, mas económico y breve en el tiempo, facilitando además las relaciones posteriores a la desavenencia.
La mediación es VOLUNTARIA, CONFIDENCIAL, y está basada en el DIÁLOGO.

Una de las funciones esenciales del Estado de Derecho es la garantía de una protección judicial de los derechos de los ciudadanos. Esta función implica el desafío de aplicar una justicia de calidad capaz de resolver los distintos conflictos que surgen en una sociedad moderna y, a la vez compleja. Entre las ventajas de la mediación, es de destacar su capacidad para proporcionar soluciones de manera práctica, eficaz y rentable a ciertos conflictos y, así, establecer-se como una alternativa al proceso judicial o a el arbitraje.  La mediación está construida en torno a la intervención de un profesional neutral que facilita la resolución del conflicto por las propias partes, de forma equitativa, permitiendo el mantenimiento de las relaciones subyacentes y mantener el control sobre el fin del conflicto.”

Preámbulo de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en materia civil y mercantil.
La mediación puede definirse como un método alternativo de resolución de conflictos que mediante la intervención de un tercero neutral e imparcial, ayuda a dos o más personas a comprender el origen de sus diferencias, a conocer las causas y consecuencias de lo ocurrido, a comparar  sus visiones, y a encontrar soluciones para resolver aquellas”- Poder Judicial

¿A quién se dirige?

Dirigida a todas las personas que tengan interés en resolver problemas en su vida, asociaciones de todo tipo -culturales, deportivas, etc-, comerciantes, educadores, profesionales de cualquier ámbito, y público en general, que decidan encontrar solución a las desavenencias que se producen en el devenir diario.

¿Para qué sirve?

La mediación contribuye al restablecimiento de las relaciones, consiguiendo acuerdos
Puede resolver conflictos surgidos de las relaciones de convivencia (pareja, amistad, vecindad, empresa, tráfico, sanitario, penal).

Definición y características de la mediación

La mediación es una manera de resolver conflictos entre dos o más personas, con la ayuda de una tercera persona imparcial y neutral, el mediador, que tiene la función de acercar las posturas de las partes hacia una zona de consenso, favoreciendo y conduciendo el proceso de comunicación, interrumpido antes de  este proceso.
La mediación es VOLUNTARIA, es CONFIDENCIAL, está basada en el DIÁLOGO, y contribuye al restablecimiento de las relaciones, consiguiendo acuerdos.
Los acuerdos conseguidos son ejecutables judicialmente.

Características

Neutral e Imparcial: El mediador es neutral, mantiene una posición de equilibrio y equidistancia entre ambas partes -no impone criterios propios en la toma de decisiones, ni se sitúa a favor o en contra de ninguno de los participantes-.
Voluntaria: tanto para las partes cómo para el mediador. Las personas interesadas son quienes deciden iniciar el proceso de mediación así como continuarlo, o interrumpirlo, sin perjuicio alguno, si lo consideran oportuno.
Confidencial: Salvo pacto en contrario, lo expuesto no podrá ser utilizado fuera del proceso de mediación, excepto en casos donde se detecte un hecho castigado en el Código Penal
Flexible: el proceso se adapta a las características y necesidades particulares de los participantes.
Autodeterminación de las partes: Las partes, con la intervención del mediador, generan alternativas y opciones de solución al conflicto que presentan, llegando a acuerdos creados por ellos mismos que satisfacen sus intereses particulares.